jueves, 5 de julio de 2012

Carta a mi mejor amiga


¿Recuerdas esos momentos en los que reíamos sin parar? ¿Recuerdas cuando me contabas tus problemas y yo te apoyaba sin cesar? ¿Recuerdas como solíamos reírnos de nosotras mismas? Yo recuerdo todo eso y más.
Recuerdo todos los días en los que tú y yo reíamos sin cesar de nuestros errores, de tus errores y de los míos. Recuerdo cada vez que tuve que estar a tu lado mientras te deprimías e intentaba hacer todo lo posible para apoyarte, y viceversa, tu tambien lo hacias por mi. Recuerdo también aquella vez en la que nos unimos para irnos en contra de otra muchachita que, en ese tiempo, era nuestra amiga, pero luego notamos lo falsa que era.
Me alegrabas los días, y aun lo haces, a pesar de que ya no seas Mi mejor amiga. Pero aun te considero como tal. Sabes el mayor de mis secretos, el que pocas personas saben, y te agradezco de corazón el que lo hayas guardado.
Te extraño, a pesar de que por fuera me veas siempre con una sonrisa y los ojos brillantes en extasis mientras estoy con otras chicas de mi clase, te extraño. Pero me es muy difícil acercarme a ti cuando estas rodeada de personas que no conozco y que tampoco me interesa conocer. Me han enseñado a no confiar en las personas… y debo admitir que confió demasiado en las personas. Pero ya ves, nada es igual. Te quiero y lo sabes, pero me es difícil decírtelo a la cara.
¿Cómo puedes soportar estar rodeada de muchachas que apenas conoces? Yo no puedo, y… no lo hago, es decir, Gabriela es mi prima, la conozco desde toda mi vida, por eso siempre estoy con ella. Isaura es mi amiga, pero no mi Mejor amiga. Sofía se ha ganado un gran pedazo de mi corazón en este corto periodo de tiempo. Pero no es lo mismo… ellas simplemente no son tu.
Te quiero y te extraño…
Con amor…
Catalina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada